Qué ver, hacer en Mykonos

Las callejuelas en Mykonos son estrechas y sinuosas, con esas bellas casas encaladas y los balcones de colores, muchas veces adornados con flores. Foto de Gerardo M.N.

Mykonos es una de las islas Cícladas más visitadas junto a la isla de Santorini. Es pequeña y muy manejables y ofrece interesantes lugares para visitar situados en la propia capital, como la Pequeña Venecia, el casco antiguo, los Molinos o el puerto. Y, por supuesto, las hermosas playas destino de turistas que buscan sol y fiesta. Y es que la fiesta es una de las características principales de la isla: miles de turistas llegan todos los años para ir de fiesta.

Casco antiguo de Mykonos

El casco antiguo de Mykonos llama la atención por sus casitas encaladas. Recomendamos que se pierdan por sus callejuelas para descubrir rincones diferentes y alguno de los lugares más hermosos de la ciudad, como es el caso del puerto, la Pequeña Venecia o los Molinos. Las calles angostas y laberínticas están llenas de negocios de todo tipo para ir de compras: desde tiendas con productos típicos hasta boutiques de marcas conocidas. Los turistas se pasean encantados admirando las fachadas blancas de las casitas de arquitectura típica de las islas Cícladas, en las que se refleja el sol y cuyos balcones se hallan casi siempre adornados por hermosas flores.

Puerto de Mykonos

En el puerto pequeño, que está en el casco antiguo, de Mykonos se encuentran los barcos pesqueros de los habitantes de Mykonos town, Chora mezclados con los yates de lujo. Desde allí salen barcos pequeños que pueden llevarles a diferentes puntos de la isla y a la isla de Delos. En el puerto también se concentran algunos de los mejores restaurantes de la isla, con vistas al mar, donde pueden degustar los platos típicos de la gastronomía griega y los deliciosos vinos.

Pequeña Venecia de Mykonos

La Pequeña Venecia de Mykonos es una de las zonas más bellas y más fotografiadas de la isla. También es conocida como Alevkandra, ya que en griego “levkanoun” quiere decir “lavar” y en esta zona lavaban las mujeres la ropa. Se encuentra en la parte baja de la capital y su belleza se debe al conjunto de casas construidas sobre el agua, como en Venecia – de ahí su nombre -.

La “Pequeña Venecia” es un lugar lleno de encanto. Contemplar la ciudad desde allí o una puesta de sol, no tiene precio. Foto de Gerardo M.N.

De hecho se construían así porque en el pasado los sótanos de las casas se usaban como depósitos de los botines piratas. Se trata de casas del siglo XVIII de dos o tres plantas y balcones de madera de colores que miran al mar. Muchos turistas buscan un alojamiento en este hermoso barrio para disfrutar de las vistas al mar, del ambiente y de su buena situación, cerca de muchos de los lugares más visitados de Hora.

Aunque este alojamiento sean antiguos barracas de pescadores pagadas a precio de hotel de lujo. Y algunos artistas se han instalado en algunas de las pintorescas casas atraídos por la magia de la pequeña Venecia.

Actualmente, el barrio se ha extendido hacia la zona de Kastro. Y en los bajos de muchas de estas casas se encuentran algunos de los bares de copas más visitados de la isla, así como galerías de arte en la que exponen artistas afincados en la isla. No muy lejos de la pequeña Venecia se encuentra la plaza central de la capital, la catedral de Mykonos y una iglesia católica muy antigua.

Las puestas de sol en Mykonos

Al igual que en la isla de Santorini, los atardeceres de Mykonos son imprescindibles. Uno de los mejores lugares para vivir este momento son los balcones o los bares de la Pequeña Venecia, ya que desde allí puede verse cómo el sol tiñe de colores rosados y violetas el mar y el casco antiguo de la ciudad.

Los molinos son todo un símbolo de Mykonos. Desde lo alto de la colina donde se encuentran hay unas vistas espectaculares de la capital. Foto de Gerardo M.N.

Los Molinos de Mykonos

Los molinos de viento de Mikonos forman parte del paisaje y constituyen ya un símbolo de la isla. Están en la zona alta del barrio de Mykonos town (Chora), en una gran mirador con vistas al mar y a la hermosa zona vieja de casas blancas, la pequeña Venecia. Pero también hay molinos en Alevkantrra (la pequeña Venecia de Mikonos) y en el pueblo de Ano Mera, que está a 8 kilómetros de Mykonos.

Destacan por su color blanco que, con la luz de Mykonos, se hace más intenso. En su origen servían para moler el grano de los campos de la isla, aprovechando los fuertes vientos de la zona. Aunque en la actualidad ya no están en funcionamiento, son uno de los más grandes atractivos turísticos de la isla; algunos han sido restaurados para ser museos. Los molinos de Mykonos pueden verse desde diferentes puntos de la isla.

Monumentos y Museos

La isla de Mikonos cuenta con unas 400 iglesias, entre las que destacan la iglesia de la Virgen Paraportiani, la catedral…En el pueblo de Lino, al sur de la isla, están las ruinas de Portes. Llama también la atención el Monasterio de la Panagia Turliani, en la zona de Ano Mera, con su cúpula roja, la torre de mármol y los hermosos iconos que alberga en su interior (hay que pagar entrada). Y en Paleocastro se encuentran los restos de una antigua fortificación.

En cuanto a los museos, destacan el pequeño Museo Arqueológico, en el que se conservan esculturas y diferentes objetos que proceden de la isla de Delos y la de Rhenia; el Museo Naval y el Museo Etnográfico, en donde se exponen instrumentos musicales, muebles, etc.

Para más información sobre los monumentos y los museos de Mykonos, visite la página dedicada a los mismos.

Para obtener más información sobre las excursiones organizadas en Mykonos y las islas cercanas, visite nuestra página de excursiones organizadas.

Playas de Mykonos

Las playas de Mykonos, maravillas naturales, son uno de los mayores atractivos de la isla del Mar Egeo. Cientos de turistas disfrutan a lo largo de todo el año de los baños, del sol y, sobre todo, de la vida nocturna. Ya que las playas son también lugares donde se organizan fiestas; en muchos casos se convierten en auténticas discotecas al aire libre. De Platis Yalos, un pueblo situado cerca de la capital de Mykonos, parten todos los días (sobre todo en temporada alta) barquitas hacia todas las playas de la isla.

Para más información sobre las playas en Mykonos, visite nuestra página, donde le ampliamos la información de cada playa.

En Mykonos hay playas para todos los gustos: playas para ir de fiesta, otras para disfrutar del sol y de un buen baño…Foto de twiga_swala.

La fiesta y la noche en Mykonos

La isla de Mikonos es una isla para ir de fiesta, bailar toda la noches y recorrer los diferentes bares, pubs, clubes y discotecas a un ritmo que buscan muchos de los fiesteros que recalan en ella. En este sentido, podría decirse que Mykonos se opone a la isla de Santorini, ya que en ésta, la mayoría de los turistas buscan tranquilidad y descanso; unas vacaciones en una isla paradisíaca, realizando diferentes actividades y descubriendo las playas, los monumentos y el volcán.

En cierto modo, muchos de los que llegan a Santorini, vienen en pareja; es más bien un turismo más romántico. Mientras que a Mykonos llegan multitud de jóvenes, grupos de amigos que practican un turismo de sol, playa y fiesta, un poco como ocurre en Ibiza o en St Tropez.

La isla es conocida internacionalmente por su fiesta y todos los años atrae multitud de turistas que disfrutan de sus playas de día y de noche, ya que se transforman, como es el caso de la Playa Paradiso. Está llena de bares y de hoteles en donde se alojan jóvenes que buscan ir de fiesta; incluso cuenta con el famoso club Cavo Paradiso, un complejo con erstaurante, piscina, bar en la playa…

Pero la fiesta también se encuentra en la capital de Mykonos, Chora, en donde hay zonas de marcha, discotecas, bares, pubs, etc. Para más información sobre la fiesta en la isla visite nuestra página.

La isla de Delos

La isla de Delos es una de las islas griegas más pequeñas. Se encuentra al suroeste de Mykonos y de su puerto salen barcos que conectan ambas islas. Importante santuario griego, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la riqueza de los yacimientos arqueológicos. Por toda la isla de Delos podrán encontrar vestigios de ese pasado glorioso y muchos sitios arqueológicos como los tres Templos de Apolo, el Camino de los Leones. También posee un museo en donde se exponen muchos de los hallazgos arqueológicos.

En la isla no hay hoteles; por eso les recomendamos que tomen el taxi-barco y pasen un día de visita cultural en esta isla-museo.

Los pelícanos son bienvenidos a la isla de Mykonos. Los verán por el puerto, por las callejuelas…

Los pelícanos de Mykonos

Una de las curiosidades de la isla de Mikonos es que el visitante puede encontrarse pelícanos por cualquier rincón de la isla, y ya son todo un símbolo. Son aves muy hermosas y bastante grandes – miden en torno a un metro -, con plumas rosadas y un inmenso pico anaranjado. Lo más sorprendente es que se mueven entre los habitantes de la isla y los visitantes sin ningún miedo. De ahí que se hayan convertido en los modelos favoritos de los turistas que fotografían y filman por la isla.

Aunque la estrella indiscutible es el pelícano Petros que “se instaló” en Mykonos en 1954 y se convirtió de forma oficial en mascota de la isla. Según cuentan las gentes del lugar, un pescador se encontró a un pelícano herido y, tras curarlo, lo puso en libertad, pero el animal volvió y decidió quedarse en la capital. Era tan querido por la población de Mikonos, que cuando murió en el año 1986, tras pasar 30 años en la isla, se declaró luto oficial en Mykonos. Y fue Jackie Kennedy Onassis quien regaló a Mykonos su segundo pelícano: Irene. Mucho más tarde, el parque zoológico de Hamburgo donó otro ejemplar que pasó a llamarse como el primero, Petros. Y no hace mucho, la población adoptó otro pelícano herido que llamaron Nicolas.

No duden pues en fotografiarse con las bellas mascotas de la isla que podrán encontrar paseando por las callejuelas de la ciudad o en el puerto, que se convierte en un lugar más pintoresco, si cabe.