Naturaleza

Panormos, una de las playas vírgenes de Mykonos. Foto de R.N.Batata.

La orografía de la isla de Mykonos es bastante suave, con pequeñas colinas, por lo que, a diferencia de otras islas Cícladas, como Santorini, no vamos a encontrarnos con espectaculares acantilados. Pero eso no significa que no posea una naturaleza exuberante. Prueba de ello son sus magníficas playas de arena blanca y aguas azul turquesa que constituyen uno de los mayores atractivos turísticos de Mykonos.

El número de playas en Mykonos es muy grande, por tanto, es difícil elegir; todo dependerá si el viajero busca playas para descansar, tomar el sol y darse un baño, para lo cual le recomendamos las playas del sur de la isla (Ornos, Gialos, Platys…), que son más populares, no sólo por su belleza, sino porque no sopla tanto el viento como en las del norte.. Eso sí, éstas son playas un poco más masificadas, por lo que si lo que se quiere son playas más vírgenes, lejos del mundanal ruído, les proponemos una visita a las playas del norte (Ftelia, Panormos…).

Sin embargo, sabemos que un importante número de turistas busca en Mykonos la fiesta; en este caso, deberán ir directamente a dos playas del sur donde podrán disfrutar de las mejores fiestas del Mar Egeo: se trata de las playas de Paradise y Super Paradise. Ambas playas, así como la de Paranga son también nudistas; no olvidemos que el nudismo es habitual en las playas de Mykonos.

Visiten nuestra página de las playas Mykonos para admirar la bellaza de las diferentes playas de la isla y ver las fotos más espectaculares.

Mientras les dejamos este mapa donde se indican todas las playas de la isla de Mykonos:

Mapa de las playas de Mykonos.

Rutas por la isla de Mykonos

Les recomendamos que alquilen un coche para recorrer la isla, ya que de esta manera podrán recorrer los pueblos más interesantes (Ano Mera, situado en el centro de la isla) y acceder a todas las playas. En cuanto a las rutas de senderismo, les recomendamos hacer diferentes rutas a pie para conocer a un ritmo más lento algunos lugares.

Por ejemplo, la subida a la colina de Jora, la capital, para ver los famosos Molinos de Viento; el Barrio de Castro, la Pequeña Venecia y las callejuelas de la ciudad…la mejor manera de conocerla es perdiéndose por ellas. Por otra parte, existe la posibilidad de hacer rutas a caballo por la isla: hay diferentes senderos para todos aquellos a los que les gusta la equitación. Desde luego, es otra forma diferente de conocer Mykonos.

Rutas por el mar

La isla posee lugares ideales para bucear y hacer snorkel, como Psarou, Kalafati y Platy Gialos. Pero también es posible alquilar material para sumergirse profundamente y contemplar las maravillas de los fondos. Y, por supuesto, hay múltiples ofertas de excursiones en barco para visitar las diferentes calas y playas, visitas a las montañas más altas de la isla (de tan sólo 350 m, pero con bonitas vistas): Profitis Ilias Vorniotis y Profitis Ilias Anomeritis. Y, ¡cómo no!, visitas a la isla arqueológica de Delos.