Chora (Hora), Mykonos

Chora es una de las ciudades más bellas de las islas Cícladas. Una imagen vale más que mil palabras (foto de Emma_L_M).

La capital de Mykonos es Hora o Chora o Mykonos town– simplemente -, que se encuentra en la parte este de la isla. Al contrario que la capital de Santorini y otras islas griegas, Mykonos town no está construido sobre una colina, sino a lo largo de una llanura.

Su belleza se debe al hecho de ser una ciudad costera formada por edificios de forma cúbica y techos planos; un laberinto de callejuelas empedradas -las piedras son de gran tamaño y las separaciones se pintan en blanco-; casas encaladas de dos plantas con balcones de madera pintados de colores llenos de flores, y con las puertas y las persianas también pintadas (predomina el azul y el rojo); buganvillas plantadas por todas partes -parece que es una de las plantas típicas del lugar- que adornan las callejuelas; además de múltiples iglesias y capillas de arquitectura típica de las islas Cícladas: blancas con cúpulas azules o rojas.

En las estrechas callejuelas de Hora encontraremos tiendas de souvenirs, de ropa y también de joyas. Y perdiéndonos por ellas, encontraremos pequeñas plazas donde tomar algo a un precio razonable, lejos de barrios más turísticos y de las playas.

Barrio de la “Pequeña Venecia”

Chora (Hora), Mykonos tiene algunos barrios de lo más pintoresco, como es el caso del barrio bajo, junto al mar: la “Pequeña Venecia” de Mykonos, con sus casas de colores de dos y tres pisos, con bonitos balcones de madera que miran al mar, y que fueron construidas sobre este, de ahí ese recuerdo a Venecia. Estas casas son del siglo S.XVIII y la arquitectura es diferente a la que podemos ver en el resto de la isla. En los sótanos había despensas subterráneas donde los piratas guardaban su botín, y en ellas había puertas que daban al mar. Esa es una de las razones de porqué estas casas se construían sobre el mar.

La “Pequeña Venecia” es por su belleza y originalidad, y por su situación, uno de los lugares preferidos por los turistas. Además,en los bajos de estos edificios hay tabernas, bares de copas y terrazas.

El puerto de Mykonos es un lugar de los más agradable para pasear o tomar algo mirando al mar. Foto de Gerardo M.N.

Puerto de Mykonos town (Chora)

Si seguimos bordeando la ciudad nos encontraremos con el puerto pesquero de Mykonos town, un bonito lugar lleno de barcos de pesca y caiques (pequeñas embarcaciones) que llevan a la mayor parte de las playas de Mykonos. En el puerto hay una bonita iglesia ortodoxa con la arquitectura típica de las Cícladas (encalada en blanco con la cúpula azul y las ventanas también pintadas de azul, al igual que en la isla de Santorini). Se trata de la iglesia de San Nicolás.

Además, el puerto es un lugar ideal para tomar algo, una cerveza o un refresco mirando al mar, para después recomenzar el paseo por la capital de Mykonos. Eso sí, tengan en cuenta que allí (así como en la “Pequeña Venecia” los precios son más altos).

El Pelícano Petros, mascota de la isla

Paseando por el puerto de Mykonos town o por las callejuelas, podemos encontrarnos con la mascota de la isla: el Pelícano Petros, símbolo de la ciudad desde hace una treintena de años. Se trata de Petros II, ya que el original murió hace unos años y está disecado en el Museo Etnográfico. Pero hay otros pelícanos que circulan libremente por las plazas y las calles sin miedo a los turistas, los cuales se fotografían constantemente con ellos. Toda una curiosidad.

Molinos de viento de Chora, Mykonos y Barrio de “Kastro”

Pero otro de los símbolos de la ciudad son los molinos de viento de Mykonos town (Chora). Se encuentran por detrás de ella, saliendo de la “Pequeña Venecia”, en una colina, dominando la capital. Esta imagen de Chora con los molinos al fondo es de las más fotografiadas por los viajeros.

El conjunto eclesiástico de Panagia Paraportiani de se encuentra en la cima de la colina, en el barrio del “Kastro”. Foto de Gerardo M. N.

Yendo hacia los molinos se pasa por la iglesia de la Virgen de Paraportiani, una de las más famosas de la isla, que ha sido reconocida como monumento cultural nacional. Se encuentra en la colina del antiguo castillo veneciano – del que quedan algunos restos -, en el llamado barrio de “Kastro”. Como el resto de las iglesias de la isla, posee una arquitectura típica de las islas Cícladas, toda pintada de blanco y con una cúpula. En realidad, se trata de un conjunto de cinco capillas en dos niveles.

Desde ella ya se ven los molinos, que en total son cinco – antiguamente había quince y se utilizaban para moler el trigo -. No olvidemos que Mykonos es una isla de vientos, y el viento Meltemi sopla 200 o 300 días al año, lo cual tampoco está nada mal, ya que en verano puede llegar a hacer mucho calor.

Museos

Por otra parte, en Mykonos town puede hacer un recorrido cultural por los museos, como el Museo arqueológico, que está entre el puerto y la ciudad; el Museo marítimo y el Museo etnográfico, que están en el centro de la ciudad. Para más información sobre museos y patrimonio de Mykonos, visite nuestra sección.

Fiesta y vida nocturna en Mykonos town

Y, por supuesto, no nos vamos a olvidar de la fiesta y de la vida nocturna de la capital, ya que la noche no sólo se vive en las playas de la isla. Mykonos town se convierte por las noches de verano en un lugar de fiesta: las calles se llenan de gente, y también los bares, pubs y discotecas de la ciudad, que van a bailar y a divertirse hasta altas horas de la noche.

Para más información sobre Mykonos town (Chora) visiten nuestra página: Qué ver, qué hacer en Mykonos.