Ir de compras

Una callejuela llena de tiendas para ir de compras en Mykonos. Foto de emilio_merino.

En Mykonos también se puede ir de compras, puesto que tiendas no es algo que falte: las callejuelas de Mykonos town o Chora están llenas de ellas. Matoyanni es la calle donde se encuentran las boutiques más exclusivas, las joyerías y las tiendas de souvenirs, al lado de interesantes galerías de arte. Y en ella vemos muchas veces gentes procedentes de todo el mundo que han hecho una escala en Mykonos dentro de su viaje en crucero por las islas griegas.

Paseando por esta calle pueden encontrar a los más grandes creadores junto a tiendas con las mejores selecciones de marcas. Y pueden decidirse por collares, pulseras, anillos, broches…de oro de una gran calidad y de modelos originales. No tienen más que pararse ante los escaparates y admirar estar maravillas. En Mykonos se respira cierto ambiente de lujo.

Pero los viajeros pueden llevarse recuerdos de una de las más bellas de las islas Cícladas: maquetas de la Pequeña Venecia, de los molinos, barquitos de madera; pelícanos, cerámica, artículos de cuero, iconos religiosos de diversos tamaños…y, por supuesto, los típicos “kombolói”, esos collares de cuentas que parecen rosarios, hechos con ámbar y coral, pero también de otros materiales, que produce una sensación de relax al tocarlo.

Para los que sean golosos Mikonos está la calle Zouganeli, la calle de las pastelerías, donde pueden encontrar el famoso dulce de almendras: el “Amygdalota”. La tienda más famosa de dulces es Skaropoulos en la calle de Pano Matoyanni, pero también Efjhymiou, una tienda en la que pueden encontrar productos hechos con aceite de oliva griego. Y el famoso queso de cabra con pimienta llamado “Kopanisti” en el ultramarinos Lykos.